Hospital Dr. Luis Razetti

Reflexiones de un médico venezolano

Reflexiones de un médico venezolano

El hospital no puede ser invadido por la ineficiencia (eficiencia o nada), no debe ser invadido  por la intriga, el desamor, la negligencia.

Entrando en la vorágine del mundo administrativo y gerencial me doy cuenta cuánto hay que estudiar y aprender para comprender el funcionamiento de un ente tan diverso en talentos humanos, recursos materiales, alta tecnología y lo más importante: el ser humano que en algún momento de su vida busca refugio, calor amoroso y curativo del hospital y sus talentos.

Cuán diverso es el talento humano de nuestro hospital, cuán diversas son las patologías de nuestros usuarios y cuán diversas son sus tragedias a las que nos enfrentamos. Pero nuestro hospital es eso: el refugio de ese ser que en un momento de su vida busca la ayuda generosa de quienes por algún motivo el creador nos colocó en ese camino maravilloso, guiados por esa mano bondadosa.

Por eso el hospital no puede ser invadido por la ineficiencia (eficiencia o nada), no debe ser invadido  por la intriga, el desamor, la negligencia.

El hospital no puede ser cuna del plagio, no podemos enseñarle eso a nuestros estudiantes, no podemos enseñarle eso a nuestros discípulos ni vestigios de guerra sucia porque nuestra profesión no está hecha para eso.

Nuestros estudiantes y nuestros colegas deben recibir de nosotros valores como el amor al prójimo, autoestima, la responsabilidad, la tolerancia y la solidaridad, valores que deben ser iniciados en la infancia y reforzados por la escuela y la sociedad.

Vamos todos en mano homogénea y cariñosa a impregnar nuestro centro asistencial de esa materia humana y protectora para su funcionamiento armónico y curativo, para convertir nuestro centro asistencial en lo que debe ser: UN HOSPITAL QUERIDO, AMADO, CUIDADO Y RESPETADO POR SU PUEBLO.

Me he dado cuenta que esa visión no es difícil ni imposible de alcanzar porque nuestros trabajadores en general son de valiosa conducta y de firmes convicciones altruistas.

Dr. Raúl Rodríguez (Director del Hospital  Dr. Luis Razetti Barinas. Médico, pediatra)